Shanghái me robó el corazón!

Publicado en: China, CONSEJOS | 0

Shanghái resultó ser el mejor lugar para terminar nuestro fabuloso viaje de 2 meses por China. Estuvimos una semana y puedo asegurarte que Shanghái es la ciudad más fantástica que conozco. Tiene todo lo que te imaginas y más: buena comida, vida nocturna, infraestructura de primera y gente cosmopolita. La arquitectura antigua, incluyendo su herencia europea es magnífica, mientras que los nuevos edificios son impresionantes e innovadores. ¡Todo está vivo en todas partes! En Shanghái podrás caminar por zonas residenciales tranquilas, relajarte y ver la China antigua, sabia y elegante. Al mismo tiempo, tus sentidos serán bombardeados por la China ultramoderna, donde todo es nuevo y brilla. ¿Para qué elegir? Hay cosas para todos los gustos.

La Ciudad Vieja de Shanghái

La historia de Shanghái no es tan interesante como la de Pekín y otras grandes ciudades chinas. Fue un centro administrativo menor hasta el siglo XVIII, cuando se convirtió en un importante puerto comercial. La redonda Ciudad Vieja es la única zona existente de ese período. Si bien las murallas de la ciudad fueron desmanteladas en 1912, está llena de calles y edificios antiguos. Los más destacados son el antiguo Jardín Yu y el Templo Ciudad de Dios. Lástima que las autoridades demolieran el área circundante para construir un centro comercial lleno de tiendas y restaurantes.

Se merece una mención especial nuestro hotel Renaissance Yu Garden. Simplemente espectacular. Nos dieron una suite enorme, con vistas a Pudong, cuenta con una piscina en la planta superior y el servicio es elegante. Valió cada euro.

La Concesión Francesa y el Bund

El puerto de Shanghái se abrió a los extranjeros tras ganarle Inglaterra a China la Primera Guerra del Opio. Obviamente, los británicos y los estadounidenses llegaron primero y establecieron la Concesión Internacional. Varias potencias europeas siguieron su ejemplo, con los franceses creando su propia Concesión Francesa. “El Bund” (terraplén) es el área dentro de la concesión internacional al lado del río Huangpu. Los principales bancos, casas de comercio y agencias de prensa tuvieron sus oficinas principales aquí hasta la Segunda Guerra Mundial. La Concesión Francesa era más bien una elegante zona residencial. Hoy en día, toda la zona es un festival de hermosos edificios neoclásicos y Art Deco, perfectamente conservados e iluminados por las noches.

Centro de la Ciudad

A diferencia de Pekín, el centro de la ciudad de Shanghái está claramente definido. Justo en el centro geográfico de la ciudad, la enorme Plaza del Pueblo y el Parque del Pueblo albergan los edificios del Gobierno Municipal Popular de Shanghái, el Gran Teatro de Shanghái y el Museo de Shanghái. Alrededor de la Plaza se construyeron muchos palacios monumentales durante el período de la Concesión y nuevos rascacielos ultramodernos estas últimas décadas. En su extremo noroccidental la magnífica calle peatonal Nanjing Road te lleva al Bund. Todo el mundo está ahí, disfrutando de lujosas tiendas, bares y restaurantes, caminando para ver y ser visto. Tómate tu tiempo para admirar los hermosos edificios que rodean la plaza.

Pudong

Cuando piensas en la pujante economía China inmediatamente te viene a la mente el paisaje futurista de Pudong. El distrito más grande de la ciudad, con una superficie total de 1200 km2 que se extiende hasta el Mar de la China Oriental, Pudong es la China nueva. En realidad, la zona de las famosas vistas frente al Bund se llama Lujiaziu. Se trata de varios rascacielos, amplias avenidas, centros comerciales y hermosos jardines. Las principales torres son: la Torre de la Perla Oriental, la Torre Jin Mao, el Centro Financiero Mundial de Shanghái y la Torre de Shanghái. Lujiaziu está conectado con el resto de la ciudad a través de varias líneas de metro. Sin embargo, la mejor manera de llegar es en barco. Toma el que sale del Jinling East Road y llega a Dongchang Road.

Nuevas zonas peatonales

Caminando por Kunming, Chengdu y otras grandes ciudades chinas me pareció que la arquitectura contemporánea de hace más de 10 años es bastante mediocre. Sobre todo cuando se compara con las maravillas de hoy. Las cosas han cambiado enormemente y no hay nada en el mundo como Shanghái. No se trata sólo de los edificios nuevos. Shanghái reconoció la importancia de su impresionante patrimonio arquitectónico, preservándolo y adaptándolo para usos comerciales, como restaurantes, hoteles y tiendas. Esta última ola de mejoras incluye nuevas áreas residenciales y comerciales con diseño sostenible, arquitectura cool y mejor infraestructura pública.

Cerca de Shanghái – Zhujiajiao

China está llena de ciudades antiguas de cuentos de hadas. Para llegar a algunas, como Pingyao o Fenghuang tendrás que recorrer un largo camino. Sin embargo, a Zhujiajiao Water Town, a sólo 40 km al este del centro de la ciudad, puedes llegar en autobús desde una pequeña parada cerca de la sala de conciertos de Shanghái. Estando tan cerca de la ciudad me esperaba lo peor: ¡masas de turistas! Para mi sorpresa sólo un par de sus calles céntricas estaban abarrotadas y pude disfrutar de mi día con tranquilidad. Comí delicioso con vistas al río Dianpu y sus varios canales que cruzan esta encantadora ciudad. ¡China me robó el corazón!

Anhui - Ciudades antiguas y la Montaña Huangshan

Dejar un comentario