Fez – En la fascinante Medina Fez el Bali

Publicado en: HISTORIAS 0
*This post contains affiliate links. If you make a purchase through these links, we will earn a commission at no extra cost to you.

 

Fez - Medina Fez el BaliMarruecos era uno de los países que quería visitar durante mucho. ¿Quién no ha oído hablar sobre sus ciudades medievales, castillos en el desierto y sus famosos curtidores de cuero? Este país al norte de África es grande, así que no se puede visitar en pocos días. Por eso, en mi primera visita elegí conocer sus ciudades históricas más importantes. Mi puerta de entrada a Marruecos fue Fez, centro cultural y espiritual del país.

Nuestra llegada no fue prometedora. Mientras esperábamos al autobús para transportarnos a la ciudad, un taxista no paró de ofrecernos llevarnos por el mismo dinero. Sin embargo, no nos dijo que teníamos que esperar a que llene el taxi. Así que allí estábamos, 7 de nosotros en un taxi pequeño camino a la antigua Fez. Al cabo de 20 minutos de camino, nuestro peculiar taxista quiso dejarnos en la estación de trenes, aunque el precio negociado era hasta la Medina Fez el Bali (Casco antiguo). Tuvimos que discutir y amenazarle con llamar a la policía hasta que finalmente se dio por vencido y nos llevó a nuestro destino.

Se siente un aire diferente al entrar al zoco medieval a través de su impresionante Bab Boujloud (Puerta Azul). Fue entrar a otro planeta. Nuestro hotel Dar Warda, al igual que el resto, estaba escondido en algún lugar del casco antiguo. Por suerte, el recepcionista nos esperaba en la esquina de una calle cubierta grande; de lo contrario habría sido imposible encontrarlo. El hotel era simplemente increíble: un pequeño palacio con un par de habitaciones, un patio interior encantador y una terraza con magníficas vistas. Y el precio una fracción de lo que pagarías en Europa por algo similar.

Pasamos la mayor parte del tiempo explorando la Medina, la ciudad antigua mejor conservada del mundo árabe. Llena de comerciantes locales, artesanos, turistas ocasionales, burros, mulas y gallinas, es un placer perderte por sus callejuelas buscando patios interesantes. Desafortunadamente en Marruecos los no musulmanes no pueden entrar en las mezquitas, pero pudimos disfrutar de la belleza de dos madrazas del siglo 14: Madraza Bou Inania y Madraza y Al-Attarine. Y también visitamos el otro gran atractivo de Fez, sus famosas Curtidurías. Ver gente tiñendo el cuero de forma manual es algo extraordinario, pero el olor es tan fuerte que te regalan una rama de menta para camuflarlo.

Aparte de la antigua medina hay otras dos partes interesantes. Fez Jedid, una medina mucho más pequeña del siglo 13 justo enfrente, y la Ville Nouvelle, construida durante el período francés, en el siglo 20, que abarca un área más grande y queda más lejos. Echamos un vistazo a esa otra medina, y fuimos de copas en el barrio francés a un bar semi legal con música en vivo y alcohol caro en el sótano.

Te recomiendo en especial visitar el cementerio descuidado justo al lado de la antigua medina, en una colina. Nos encantó subir la colina y conocer una ciudad completamente diferente, una zona enorme con niños corriendo por todas partes e incluso caballos caminando libremente. Aquí es donde disfrutamos de las mejores vistas y, lo mejor, ¡sin hordas de turistas!

Me encantó la intensidad de la Medina densamente construida y de vida lenta. Al igual que en otras partes del mundo árabe lo que más me gusta son los aromas y colores vivos. La decoración ornamental de sus madrazas y mezquitas y las vistas increíbles de sus innumerables terrazas hacen de Fez un lugar fascinante. Sin embargo, no pude dejar de notar que los locales son demasiado insistentes. Entiendo que vender un producto puede ser cuestión de supervivencia para algunos de ellos, pero he estado en países mucho más pobres donde la gente tiene mucha más dignidad. Supongo que el sol fuerte del desierto produce una mentalidad dura.

Happy Frog Travels recomienda Hotel Dar Warda

En la fascinante Medina Fez el Bali

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.