Trondheim – De fiesta en la casa de Trønder

Publicado en: HISTORIAS 0
*This post contains affiliate links. If you make a purchase through these links, we will earn a commission at no extra cost to you.

 

Trondheim¿Hay algo más loco que un grupo de serbios viajando hasta Noruega en tren con poco dinero y un montón de alcohol casero? Tal vez el hecho que esas mismas personas resultaron responsables de alterar el orden en Trondheim, una ciudad perfectamente mantenida y organizada. El segundo día después de nuestra llegada hubo un anuncio indicando que varias personas desconocidas habían traído alcohol al famoso centro de estudiantes. Según el anuncio el centro podría perder la licencia si el «problema» persistiera. Teniendo en cuenta los precios noruegos y la edad de los participantes era la única cosa lógica que hacer, o al menos eso es lo que pensé en aquel entonces. Era mi segunda vez allí, y decidí prepararme mucho mejor que la primera.

A diferencia de la anterior que me quedé en un piso de estudiantes, esta vez fui asignado a una familia, lo cual me dio la oportunidad de experimentar la vida en un típico hogar noruego. Durante diez días forme parte de una familia compuesta por una mujer de mediana edad, sus tres hijos y un perro enorme. Los cinco vivían en una gran casa de madera sobrecalentada con un montón de habitaciones, una para cada niño, además de habitación para huéspedes. El punto central de la casa era una sala de estar con una enorme ventana y sin cortinas. Dado que no hay mucho sol, las viviendas escandinavas tienden a tener ventanas grandes y las cortinas no son comunes. Además, nadie se queda mirando dentro del apartamento de otra persona.

El centro de estudiantes – Samfundet era el escenario principal de todos los actos públicos organizados durante el mayor festival estudiantil del mundo ISFiT, celebrado cada dos años. Es un edificio rojo redondo de estilo modernista situado en la esquina de una de las principales avenidas, cerca del río. En el interior hay varios cafés, restaurantes, bares y una amplia sala multifuncional adaptada a diferentes eventos públicos. Aparte una leyenda dice que el edificio esconde un área inusual exclusiva para los miembros, que contiene 43 espacios subterráneos donde todo está permitido. Naturalmente traté de entrar en diversas ocasiones, pero sin éxito.

El casco antiguo Bakklandet, situado en una pequeña península rodeada por el Río Nidelva, ocupa la mayor parte del centro de la ciudad. Está dominado por edificios de madera del siglo 18 y 19 a los que se puede acceder cruzando el hermoso puente de madera Gamle Bybro originalmente construido en el siglo 17. Está repleto de auténticos edificios de madera, siendo los mejores los del viejo puerto al lado del río, justo al norte del puente. En el centro de la ciudad vieja, la estatua de Olav Tryggvason, el fundador de la ciudad, domina la plaza principal Torvet. La calle comercial Nordregate, junto a la plaza es el lugar donde todo sucede.

El monumento más importante de Trondheim y la iglesia más grande de toda Escandinavia Nidarosdomen se encuentra a unos 300 metros al sur de la plaza. La iglesia de estilo gótico fue terminada en el siglo 13 y hoy en día representa la catedral medieval más septentrional de Europa. Está rodeada por el Palacio Arzobispal, hogar de uno de los mejores museos del país. Al sur de la catedral, a través del río la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología está en un área grande con varios edificios interesantes. A menos de un kilómetro al noroeste la Fortaleza Kristiansen ofrece vistas espectaculares de la ciudad.

Trondheim es una de las ciudades más grandes de Noruega, y un importante centro universitario. Una de las ciudades más antiguas del país, fue un punto comercial importante, e incluso la capital de la nación hasta 1217. Situada dentro de un gran fiordo, tiene un clima bastante suave en comparación con el resto de los asentamientos en la misma latitud. Las numerosas casas de madera y la vibrante vida cultural crean una sensación distinta, cálida. Afortunadamente, a pesar de su belleza, el turismo masivo ha evitado por algún motivo esta bella ciudad. Y esa es otra razón por la cual debes visitar Trondheim.

Trondheim – De fiesta en la casa de Trønder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.