Vang Vieng – Doble V para una felicidad extra

Publicado en: HISTORIAS 0
*This post contains affiliate links. If you make a purchase through these links, we will earn a commission at no extra cost to you.

 

Vang ViengUno de los lugares destacados de mi viaje al Sudeste Asiático fue Vang Vieng, una pequeña ciudad en el centro de Laos, un lugar de mucha controversia. En la última década se hizo muy popular y conocido por sus impresionantes paisajes y fiestas locas. Pero todo fue demasiado lejos. Según datos no oficiales, más de 20 personas murieron en el río Nam Song sólo en 2011, mediante la práctica de tubing bajo el efecto del alcohol y las drogas. Todo llegó a su final en 2012, cuando la policía de repente decidió cerrar muchas instalaciones de tubing e instalar control, quizás demasiado.

Después de leer tantas opiniones diferentes sabía que tenía que prepararme bien para este lugar. Sin embargo, la búsqueda del alojamiento terminó en el comienzo. En nuestro hotel de Vientián conocimos a un hombre mayor simpático, quien compartió sus experiencias con nosotros. Él acababa de venir de allí, donde se alojó en «uno de los lugares más auténticos». Decidimos confiar en él, una de las mejores elecciones que hicimos en todo el viaje.

Maylyn Guesthouse es sin duda una de las mejores pensiones donde me he alojado en los últimos meses. Varias cabañas y bungalós están situados en el otro lado del río de la ciudad, directamente frente a las hermosas formaciones kársticas. Dado que la ciudad en sí no es uno de los lugares más agradables, quedarse lejos de ella y cerca de la naturaleza fue un éxito total. La naturaleza es impresionante, varias cadenas montañosas rodean la zona, y uno puede encontrarse fácilmente en el medio del paisaje con una bici, moto o un barco. Incluso caminar es una gran opción.

La otra razón por la que gente visita Vang Vieng es el menú «feliz» que ofrecen unos restaurantes con permiso especial. Probablemente tienen algún tipo de acuerdo con la policía local, por lo cual sus clientes no deben tener ningún problema. Allí uno puede probar creps o pizzas rellenas de marihuana, hongos, o incluso opio. Y eso es sólo el lado positivo de la ciudad. Por otro lado muchos turistas visitan Vang Vieng para disfrutar de la metanfetamina, una de las drogas más peligrosas de hoy.

Al igual que la ciudad en sí, mi experiencia de Vang Vieng fue bastante ambigua. El día de nuestra llegada conocimos una pareja noruega con la cual pasamos uno de los mejores momentos de nuestras vidas, viajando juntos casi dos meses. Un par de días más tarde, en la misma pensión, conocimos un chico vasco que vive en Australia, que nos dio un dolor de cabeza. El resultado general es bastante satisfactorio, por lo que no hay quejas al respecto.

Si alguna vez decido visitar Vang Vieng de nuevo, volveré a la misma pensión, tratando de sumergirme a la naturaleza lo más posible, e integrarme lo menos posible con la vida de la ciudad. Si nunca regreso, por lo menos tengo dos amigos, por lo cual nunca olvidaré este lugar.

Mi ubicación
Cómo llegar

Vang Vieng – Doble V para una felicidad extra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.