Yogyakarta – Apto para prosperar

Publicado en: HISTORIAS 0
*This post contains affiliate links. If you make a purchase through these links, we will earn a commission at no extra cost to you.

 

Yogyakarta - PrambananEn 2014 comenzamos nuestro viaje de Indonesia pasando por su capital, Yakarta, que nos decepcionó bastante. Por otro lado, la segunda parada Yogyakarta prometía. Históricamente una de las ciudades más importantes del país incluso fue capital durante la revolución. Hoy en día es una ciudad con estatus especial que gobierna un Sultán desde su palacio. Más pequeña que la capital, cuenta con un ambiente mucho más relajado. Además en sus alrededores se encuentran lugares realmente impresionantes.

La mayoría de los visitantes de Yogyakarta se quedan en una de las dos principales calles hoteleras: Sosrowijayan cerca de la calle principal Malioboro y Prawirotaman* al sureste del centro de la ciudad. La primera tiene bares y clubes muy animados y está cerca de una interesante zona comercial. La segunda de ambiente más relajado, cuenta con excelentes cafés y salones de masaje. El barrio más interesante es la zona central del Palacio Kraton de Yogyakarta, la residencia del Sultán. El Palacio en sí es modesto, pero las numerosas calles estrechas que lo rodean te transportan al tranquilo mundo de la Indonesia antigua. Perderse por la zona y visitar el Taman Sari (Palacio del Agua) si que vale la pena.

Pero el verdadero tesoro de todo el Sureste Asiático se encuentra a 40 kilómetros al noroeste de la ciudad. Borobudur – el espectacular templo budista del siglo 8 sigue siendo el más grande en el mundo. Se compone de tres niveles: una base piramidal, tres plataformas circulares y una estupa monumental. Debido a su tamaño y la importancia requiere por lo menos una excursión de dos días. Participar en los viajes organizados no es lo mío así que decidimos reservar el transporte en una agencia pero pasar la noche en el pueblo de Borobudur, ¡una idea genial! Vimos el amanecer desde el templo y disfrutamos de paseos en bicicleta por los alrededores. Los locales son increíblemente amables y los paisajes mágicos.

Otro lugar interesante que merece la pena visitar es el templo hindú Prambanan del siglo 9. Si has estado en Angkor Wat en Camboya o Bagan en Birmania podrías quedarte un poco decepcionado, pero los templos son hermosos, y no hay muchos turistas. Aún mejor, la mayoría de ellos son locales, ¡y probablemente te pedirán tomar una foto con ellos! Además es fácilmente accesible al estar entre Yogyakarta y el aeropuerto. Debido al terremoto de 2006 algunos templos todavía se encuentran en ruinas, pero lo que queda muestra toda la gloria de la herencia hindú.

Yogyakarta es una ciudad encantadora de tamaño medio, donde el ritmo lento y la tranquilidad reinan. Centro educativo y cultural de Indonesia, también es conocida por sus puntos de vista conservadores. Aunque se trata del destino turístico más importante de Java no está invadida por turistas y sigue siendo bastante exótica. La abundancia de Candi o templos antiguos y graffiti que se pueden encontrar por toda la ciudad le dan una interesante mezcla de antiguo y nuevo. Un destino obligatorio si te encuentras en el Sudeste Asiático.

*Happy Frog recomienda Gallery Prawirotaman Hotel en Yogyakarta y Rumah Boedi en Borobudur

 

Mi ubicación
Cómo llegar

Yogyakarta – Apto para prosperar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.