Hotel Petroff Palace Moscú

Publicado en: HOTELES 0

Pasamos un fin de semana fantástico en el Hotel Petroff Palace en Moscú. Es más, fue un fin de semana completamente ruso. Como sabes, estamos obsesionados con los hoteles. Son nuestro principal vicio. Constantemente buscamos hoteles online para ver qué hay de nuevo. Adicionalmente, cuando llegamos a una ciudad vamos a ver los hoteles que identificamos online. Es más, nunca desaprovechamos la oportunidad de tomar un café en los mejores hoteles de cada ciudad. Así que habíamos vistos el Hotel Petroff Palace antes de ir a Rusia.

Petroff Palace Hotel Moscow

Cómo llegar

Nos estábamos quedando con un amigo en un piso al lado de la Calle Old Arbat. Como venía el fin de semana, decidimos que era la oportunidad perfecta para quedarnos en el hotel. Tras despedirnos fuimos directo al hotel. Es cierto que el Hotel Petroff Palace no está en el centro de Moscú. Sin embargo, queda a 5 minutos caminando de las estaciones de metro Dinamo y Petrovskiy Park. Por ello, desde el hotel se puede llegar al Kremlin en menos de media hora. Así que nosotros fuimos en metro al palacio. Con todos los vuelos que tomamos y nuestro estilo de vida egoísta tenemos una huella ambiental alta. Consecuentemente, usamos transporte público siempre que podemos. De esta forma reducimos un poco nuestra huella mientras que conocemos la cultura local. ¡Perfecto!

Enjoying our stay

Primeras impresiones

El lobby del hotel es elegante. En realidad, todos los cuartos y áreas públicas están decorados con antigüedades y comodidades modernas de primera. De igual modo, el parque que rodea al hotel, otrora jardín del palacio, esta preciosamente cuidado. La chica de la recepción nos recibió amablemente y nos contó un poco de la historia del hotel. Desde ahí nos acompañó el botones hasta nuestra habitación.

Hotel Lobby

Habitaciones del hotel

Si bien habíamos reservado una habitación estándar, nos dieron una superior con vista a la Corte de Honor, el jardín-patio frente al edificio principal. Otra de las cosas que nos gustó del hotel es su tamaño. Con tan solo 43 habitaciones es verdaderamente exclusivo. Nuestra habitación de buen tamaño era clásica y moderna a la vez. Es decir, decorada con materiales de primera, tales como madera y bronce. Nada de esa decoración beige aburrida tan de moda en los hoteles de lujo ahora. Una mención especial va para nuestro baño, grande y con vista al patio.

Our room

Instalaciones

Descansamos un rato y nos fuimos a comer al Karamzin. El restaurante del hotel es precioso. Ofrecen comida tradicional rusa e internacional. Todo lo que comimos estuvo delicioso. Probablemente, los que les gusté la comida de autor sepan apreciar el restaurante más. A los rusos les gusta comer, así que te podrás imaginar la calidad de los vinos, salmones y caviares en el palacio. Tras comer un montón nos fuimos a dormir la siesta. Como el hotel está rodeado de jardines no hay ni coches ni polución, ideal para un sueño profundo. Nos despertamos y nos fuimos a la piscina ubicada en el sótano. El hotel cuenta con una piscina, un gimnasio (que no usamos) y una sauna. Ofrecen todo tipo de masajes. ¡Un éxito!

Petroff Palace Hotel Moscow breakfast area

Perfecta base para explorar Moscú

Completamente recuperados nos fuimos a bailar toda la noche. Como te contábamos al inicio, el Hotel Petroff Palace no está en el centro de Moscú, pero si cerca, así que los taxis no son caros. Llegamos al Mono Bar en menos de 30 minutos y la pasamos increíble. El club tiene un potente equipo de sonido, buen DJ y está lleno de rusos guapos. ¿Qué más se puede pedir? Excelentes bebidas y cócteles. Volvimos al hotel de madrugada y nos pasamos todo el día siguiente dentro. Desayunamos, leímos, tomamos café, comimos, dormimos, fuimos al spa, dormimos más y básicamente disfrutamos de no hacer nada. ¡Tal cual como nos gusta!

Detail of the Petroff Palace Hotel Moscow

Historia del hotel

El Hotel Petroff Palace es un castillo de verdad, construido por Catalina la Grande desde 1776 hasta 1780 para recibir a la realeza que viajaba de Petersburgo a Moscú. Eso significa su nombre completo en ruso, el Palacio de Llegada de Pedro (Петровский подъездной дворец). Sin embargo, ¡Catalina solo estuvo en el palacio una vez! Su hijo Pablo I de Rusia lo abandonó. Aparentemente, madre e hijo no se llevaban bien. En todo caso, cuenta la leyenda que el mismísimo Napoleón se alojó en el hotel y desde ahí vio el gran fuego de Moscú de 1812. Aleksandr Pushkin escribió “desde aquí, perdido en sus pensamientos, contempló el fuego terrible”. Obviamente, una vez que terminó el incendio, Napoleón incendió el hotel. Afortunadamente, el Petroff fue reconstruido casi inmediatamente.

Petroff Palace Hotel Moscow

Arquitectura

El arquitecto ruso Matvey Kazkov diseñó un edificio neo gótico romántico imperial y simple. Sin embargo, si miras bien el edificio descubrirás elementos del Barroco Moscovita y temas rusos. Las columnas de la entrada con forma de botella son particularmente interesantes. Asimismo, nota las molduras, rejas y arcos. El palacio incluso cuenta con torres inspiradas en Turquía y Génova. Lo anterior tiene sentido si pensamos que Rusia acababa de ganarle la guerra a Turquía, liberando a Europa de los otomanos.

Petroff Palace Hotel Moscow patio

Hotel Petroff Palace hoy

Hasta la revolución de Octubre de 1918, el palacio fue un hotel real visitado por ciudadanos ilustres, tales como Mijaíl Lérmontov, el poeta del Cáucaso. En 1922, los Bolcheviques establecieron ahí la Academia de la Fuerza Aérea Zhukovsky, la escuela de aeronáutica más grande y antigua del mundo. De esta forma los soviéticos preservaron el Hotel Petroff Palace casi intacto, ya que los otros 6 palacios imperiales de Moscú fueron todos reconstruidos. Por eso el hotel luce auténtico. Entre los años 1999 y 2010 se actualizó todo el edificio para ajustarlo a estándares de lujo actuales.

Our bathroom

Servicio

¿Qué podemos decir del servicio? Honestamente, los rusos nos parecieron súper profesionales en todo el país. Siendo una pareja del mismo sexo, estábamos un poco nerviosos antes de ir. Sin embargo, nos trataron muy bien en todos los lugares que fuimos. El Hotel Petroff Palace es manejado por la misma compañía que opera otro hotel histórico de Moscú que esperamos visitar pronto, el Metropol Hotel. Saben cómo ser elegantes y relajados a la vez. Hablan distintos idiomas y sin duda alguna harán que te sientas en casa.

Our other hotel room

Viajar en el tiempo

Cuando regresamos a Moscú desde Siberia, nos alojamos en el Hilton Moscú Leningradskaya, otra joya de la hotelería rusa. ¡Nos encantó! A lo largo de todo nuestro viaje por Rusia pudimos experimentar la historia del país. Para nosotros, de eso se trata viajar. Estas ahí, rodeado de belleza e historia, así que tu mente viaja en el tiempo. Engríete un poco y reserva una habitación en el Hotel Petroff Palace. Existen pocos hoteles palacios de verdad en el mundo, y este con seguridad es uno de los mejores.

Puedes reservarlo AQUÍ

Hotel at night

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.