Que hacer en Luneburgo, la joya del norte de Alemania

Publicado en: GUÍAS 0
*This post contains affiliate links. If you make a purchase through these links, we will earn a commission at no extra cost to you.

 

Luneburgo es el pueblo más bonito del norte de Alemania. Además, es uno de los pocos que no fue bombardeado durante la Segunda Guerra Mundial. Por ello, ofrece arquitectura de primera y autenticidad. Luneburgo es considerado un suburbio de Hamburgo. Como está a tan solo 50 km, puedes llegar rapidísimo. Sin embargo, no te apures y pasa al menos una noche. Hay mucho que ver en Luneburgo.

Qué hacer en Luneburgo depende de tus intereses. La ciudad es el sueño de todo arquitecto. Como Luneburgo tuvo un rol importante en la historia del país, atrae a historiadores. Igualmente, los amantes de la naturaleza van a  Luneburgo para disfrutar de su entorno. Obviamente, si quieres relajarte y tomar cerveza, este es tu lugar. Luneburgo es una ciudad universitaria, con un ambiente relajado y divertido.

Lüneburg Germany

Pasa tiempo en el Viejo Puerto

El Stintmarkt es el corazón de Luneburgo. Durante el periodo hanseático, la ciudad se enriqueció debido a la sal. El mineral se usaba para preservar al arenque, un pequeño pez que vive en el Mar del Norte. En 1398 se completó el canal Stecknitz, y la ciudad se volvió una de las más ricas de Europa. Hoy, la zona está llena de restaurantes y cafés. Elige el que más te gusta y disfruta.

A nosotros nos encanta el puente y la enorme grúa. La grúa original se construyó en 1346. La que podemos ver hoy es de 1797. Considerada una maravilla tecnológica en su época, se usaba para cargar la sal y exportarla. Fíjate en la alta torre de agua al sur, Abtswasserkunst. Al norte de la grúa está el parque más bonito de Luneburgo, Bastei. Los sauces llorones son enormes y tocan el canal.

Lüneburg Old Harbor

Admira el impresionante Ayuntamiento

El edificio más grandioso de Luneburgo es su increíble Ayuntamiento. Preside sobre la Plaza del Mercado, a 5 minutos caminando desde el Viejo Puerto. El Ayuntamiento es famoso en toda Alemania. Es más, se lo considera de los más bonitos del país. Lo reconocerás por su elegante fachada barroca y torre alta. Ahí está la Oficina de Turismo.

Como te podrás dar cuenta, el Ayuntamiento es una colección de edificios de distintos periodos. La primera reunión fue en el siglo 14. Desde ese momento hasta el Renacimiento se fueron agregando distintas pero siempre hermosas estructuras. Recuerda que no fue bombardeado. Por ello, todo en el Ayuntamiento es original. Al caminar por sus salones, vives la historia. Abre de 9:00 hasta las 18:00, y puedes contratar un tour guiado.

Lüneburg City Hall

Pasea por la Plaza Principal

La Am Sande es la plaza más grande de Luneburgo. Queda a un minuto del Ayuntamiento. Tiene un par de calles de largo y es muy ancha, por lo que parece una calle. En la Edad Media, estaba cubierta de arena, por eso el nombre. Durante toda su historia ha sido un centro de comercio. Hoy, los turistas y la gente local la visita para comprar, comer, y socializar.

Cada casa sobre la plaza es hermosa. A nosotros nos encanta por su autenticidad. A diferencia de otras plazas de Europa, esta es real. No encontrarás horribles franquicias aquí. Las tiendas, cafés, y servicios sobre la plaza son parte de la comunidad local. Por ello, el ambiente es genial. No te sentirás como un turista en la plaza.

Am Sande Main Square

Sube a la Torre de Agua

Para disfrutar de las mejores vistas de Luneburgo tienes que ir a la torre de agua. La enorme estructura está al sur del canal, 10 minutos caminando desde la grúa. No te preocupes que la verás mientras caminas. ¡Tiene 55 metros de altura! La diseñó el reconocido arquitecto Alemán Richard Kampf en 1905. Terminada en 1907, proveyó de agua a la ciudad hasta 1985. Fíjate en las 16 columnas sobre el reservorio.

Puedes subir por las escaleras o tomar el ascensor hasta el sexto piso. Desde ahí son solo 20 escalones hasta la cima. Desafortunadamente, toda la información en la torre está en alemán. Sin embargo, las vistas desde la torre te dejarán sin aliento. Abre desde las 10:00 hasta las 18:00, y la entrada cuesta 5 euros. En la torre se celebran conciertos y exhibiciones, así que visita todos los pisos.

Lüneburg Water Tower

Visita el Museo de la Sal

Luneburgo tiene el mejor Museo de sal del país. Como te contábamos, la ciudad se volvió rica gracias a este mineral. Durante un tiempo, Luneburgo fue el mayor productor del continente. El pueblo produjo grandes cantidades de sal hasta 1980. Consecuentemente, el museo no trata solo de la sal sino también de la historia de Luneburgo y de la Liga Hanseática.

El museo cubre cada periodo y exhibe maquinaria original. Hasta hay vetas de minerales. Desafortunadamente, toda la información está en alemán. Parece que nuestros amigos son egocéntricos. Para llegar a la torre, camina 15 minutos hacia el sur de la grúa. Abre de 9:00 hasta las 17:00. La entrada cuesta 8 euros. Tienen tours guiados y audio guías en Ingles.

Lüneburg Salt Museum

Admira las vistas desde el Monte Kalkberg

No todo es arquitectura e historia en Luneburgo. El Monte de Kalkberg es un oasis de paz a tan solo 20 minutos caminando del centro del pueblo. El verde monte es en realidad un depósito de yeso. Por eso el nombre en alemán, monte de tiza. Afortunadamente, fue protegido en el 1878. Es un área natural protegida desde 1932. Anda por la tarde y disfruta de una puesta de sol inolvidable y de vistas infinitas.

Para ir al monte, tienes que caminar al este del pueblo. Empieza tu caminata en el Ayuntamiento y anda en zigzag descubriendo calles preciosas. Si bien el monte es empinado, hay senderos claros y seguros hasta la cima. No te olvides de ver la Iglesia Matthaus-Gemeinde. No hay tiendas ni cafeterías en el monte, así que trae tu propia bebida. Asegúrate de llevarte todo y no dejar basura.

Kalkberg Hill Views

Explora la arquitectura de Luneburgo

El Museo de Luneburgo está al sur del canal. El edificio es nuevo y en su interior se exhibe la historia natural y cultural de la zona. Abre desde las 10:00 hasta las 18:00, y la entrada cuesta 8 euros. Afortunadamente, aquí si hay información en inglés. La casa embarazada queda a pocos metros del Ayuntamiento, sobre la calle Waagestrasse. Es una vieja casa de ladrillo con una pared hinchada. Es graciosa y a los alemanes les encanta.

La Iglesia de San Juan es la estructura más alta del centro. Queda a pasos de la plaza Am Sande. La primera iglesia se construyó en 1308. La que podemos ver hoy es el resultado de constantes reconstrucciones. Entra y fíjate en el enorme órgano. La Iglesia de San Miguel queda cerca del Monte Kalkberg. La iglesia original es del siglo 14, y el mismísimo Johan Sebastian Bach tocó el fantástico órgano que está dentro.

Historic Architecture

Descubre el Páramo de Luneburgo

Si bien no es tan popular entre los turistas extranjeros, el Páramo de Luneburgo es famoso en toda Alemania. Es más, fue la primera reserva natural del país. En el parque de 120,000 hectáreas de extensión no están permitidos los coches. Por el contrario, hay infinidad de paseos peatonales y de bicicleta para que puedas descubrir esta maravilla de la naturaleza en paz. Hay algunos lugares donde comer en el parque. Como el clima cambia mucho, lleva un sombrero y algo de abrigo, hasta en verano.

El páramo se llena de gente en el verano. Lo visita gente desde Hanover, Hamburgo, y Bremen para pasar el día. Hay trenes frecuentes desde estas tres ciudades. Desde Luneburgo, la mejor forma de ir es en coche. Queda a tan solo 40 km. Algunas agencias de viajes en el pueblo ofrecen tours y transporte al parque. Si bien puedes ir solo, para caminatas largas y difíciles quizás sea mejor contratar a un guía.

Lüneburg Heath

Alójate en un hotel histórico

Si bien los hoteles pueden ser un poco más caros que en Hamburgo, pasar al menos una noche en un hotel histórico de Luneburgo vale la pena. Como la mayoría de turistas solo pasan el día en el pueblo, lo podrás disfrutar casi solo por la noche. Además, la ciudad luce preciosa iluminada de noche. Hemos seleccionado los dos mejores hoteles de Luneburgo. Ambos están sobre el canal y ofrecen vistas geniales.

El Bergström Hotel Lüneburg es nuestro favorito. El elegante hotel es una colección de viejos almacenes reformados con comodidades modernas. El enorme spa tiene sauna y una piscina interior. El DORMERO Hotel Altes Kaufhaus es otra belleza histórica reformada. Las habitaciones son súper cómodas. Disfruta de su bar, gimnasio y sauna. No importa cual el elijas, no te olvidarás nunca de Luneburgo.

Lüneburg Hotels

Cómo ir a Luneburgo

Desde Hamburgo a Luneburgo hay infinidad de trenes. El tren más rápido tarda 25 minutos y el más lento alrededor de una hora. Los trenes parten de la Estación Central de Hamburgo, en el centro. Los trenes operan todo el día y noche. No importa dónde te alojes en Hamburgo, podrás llegar a la estación en metro. La estación de trenes de Luneburgo queda en el centro, a 2 minutos caminando desde el canal.

También puedes ir a Luneburgo desde el Aeropuerto Internacional de Hamburgo en tren. El tren desde el aeropuerto a la Estación Central de Hamburgo tarda menos de media hora. Tienes que cambiar de tren. Compra el billete hasta Luneburgo en el aeropuerto, así no pierdes tiempo. Como el viaje es muy interesante, siéntate en una ventana.

Lüneburg Old Town

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.