Región de Kanto: de Tokio a Nikko y Kinugawa Onsen

Publicado en: HISTORIAS 0
*This post contains affiliate links. If you make a purchase through these links, we will earn a commission at no extra cost to you.

 

Hay una expresión Japonesa que dice algo como “Nunca digas que estás satisfecho hasta que hayas visto Nikko”. ¡Exactamente! Nikko en la Región de Kanto tiene algunas de las estructuras religiosas más hermosas que he visto en mi vida. En medio de bosques y manantiales naturales. Si bien se puede ir de Tokio a Nikko en una excursión de un día, ¿para qué ir tan rápido? Para nosotros, ver sólo los lugares principales no es una opción, así que pasamos dos días en el pueblo y tres más en el pueblo olvidado de Kinugawa Onsen. La experiencia  marcó el cierre perfecto de nuestro viaje de 5 semanas por Japón. Empecemos por el comienzo.

Kanto Region Nikko and Kinugawa Onsen - Nikko

Como ir de Tokio a Nikko

El sistema ferroviario del Japón es impresionante, así que puedes ir al mismo lugar con distintas compañías de trenes y rutas. Para ir de Tokio a Nikko puedes tomar La línea de Japanese Railways desde la Estación Central de Tokio y desde la Estación de Asakusa la línea de Tobu Nikko, la misma que continua hasta el paraíso de Kinagawa Onsen. Nosotros fuimos a Nikko desde la Estación de Asakusa y volvimos a la Estación Central.  En Japón puedes comprar pases de trenes muy eficientes, como el de 2 semanas, perfecto para los que viajan rápido. Como viajamos con tiempo, no lo compramos.  Adicionalmente, el pase sirve solo para el Japanese Railways que no llegan a todos los destinos.

Kanto Region Nikko and Kinugawa Onsen - How to get to Nikko from Tokyo

Que ver y hacer

Lo nuestro no es visitar solo los lugares principales. Es evidente porque son tan populares, son imperdibles. Sin embargo, ver no es suficiente. Para experimentar un sitio, lo mejor es pasar al menos una noche y tener tiempo para visitar los alrededores. En Nikko nos quedamos en el Nikko Park Lodge Mountain Side, una casa enorme de madera en el medio del bosque. Fuimos  a todos sitios a través de caminos verdes, bajo arboles. Después de visitar los sitios históricos hicimos una caminata por el Rio Daiya. ¡El agua es tan caliente que exhala vapor! Por la noche cruzamos el famoso Puente de Shinkyo. Como la mayoría de turistas vienen por el día, estuvimos solos. Disfrutamos del olor de los árboles y del sonido del rio con la imagen de los templos que acabábamos de visitar, impactados por el balance perfecto entre naturaleza y arquitectura.

Kanto Region Nikko and Kinugawa Onsen - Shinkyo Bridge

Santuarios y templos de Nikko

En el año 1999 la Unesco incorporó en su lista del Patrimonio Mundial a dos santuarios Shintoista, El Toshogu y el  Futarasan-jinya, y a uno Budista, el Rinno Ji. El lugar es un conjunto de más de 100 edificios en el medio de un bosque del Siglo 17. Los edificios están en diferentes colinas generando distintos efectos visuales. Todo el sitio fue considerado sagrado durante siglos. Hasta el día de hoy los templos están en uso, pero nos resultó difícil sumergirnos en esta atmosfera rodeados de turistas. Por eso es esencial pasar al menos una noche en Nikko. La experiencia es más grande que el lugar.

Kanto Region Nikko and Kinugawa Onsen - Shrines and temples

Kinugawa Onsen y Kinugawa Koen

Buscando un onsen de primera nos encontramos con un pueblo llamado Kinugawa Onsen. Cuenta con un pequeño centro frente a la estación de tren, con tiendas, cafeterías y restaurantes. Por algún motivo el mejor hotel se encuentra en un suburbio llamado Kinugawa Koen, así que lo reservamos con curiosidad. ¿Un lugar así a ese precio? Como les contaba en el texto sobre la Región de Chubu, el Japón tiene un problema de envejecimiento poblacional. Al parecer no hay suficientes trabajadores, así que este no es el único resort abandonado del país.

Kanto Region Nikko and Kinugawa Onsen - Kinugawa Koen

Experiencia autentica

Todos tenemos distintos gustos e intereses. Mientras que mucha gente se sacrifica para subir al Monte Fuji, lo mío es pasar unos días en un resort japonés abandonado. Nuestro hotel Fukko Oyado Kaze es uno de los lugares más auténticos donde me he quedado. Es muy japonés y con todas las comodidades modernas. La estrella del hotel es el onsen al aire libre. Mirábamos la luna sumergidos en aguas calientes naturales, escuchando el rio y oliendo el bosque. Eso fue lo único que hicimos. Caminar al costado del cañón rodeado de hoteles vacios y bosques habitados por monos graciosos. Comer algo simple en el pueblo y  terminar el día en el onsen. Ver Sumo en la tele y dormir con el ruido del rio.

¿Poder disfrutar de esto sin turistas no es el cielo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.