Más que un resort de invierno – Nuestro hotel en Bansko

Publicado en: HOTELES 0
*This post contains affiliate links. If you make a purchase through these links, we will earn a commission at no extra cost to you.

 

Debo admitir que no sabía nada sobre Bansko antes de ir. Por eso, cuando surgió la posibilidad de pasar unos días ahí en un hotel de 5 estrellas no sabía que esperar. Pero como lo mío es descansar en buenos hoteles acepté inmediatamente.

Bansko se encuentra a 2,5 horas desde Sofía y a 3,5 desde Plovdiv. El viaje desde Plovdiv fue interesante, fuimos a través de montañas pobladas de vegetación. Bajamos en la estación de buses, ubicada a tan solo 5 minutos caminando de nuestro hotel en Bansko. Tan pronto como entramos al Lucky Bansko hotel nos recibieron con una sonrisa y empezaron las sorpresas. El lobby del hotel está decorado con elegancia, muchas sillas cómodas y una cafetería. Adicionalmente el check-in fue súper rápido así que en 3 minutos pudimos tirarnos a descansar.

Lucky Bansko - Hotel in Bansko

Hotel Lucky Bansko

Como estábamos exhaustos tomamos una ducha y café y chocolates que nos dejaron sobre el escritorio. Eran casi las 5 de la tarde, y sin comer, nos moríamos de hambre. Afortunadamente el mejor restaurante de Bansko queda en el mismo hotel. El lugar es tan bonito que estoy seguro que contrataron a un diseñador. La selección de comida impresiona, hay  platos locales e internacionales. Una pena que nosotros dos no tomamos vino, tienen de todo el mundo.

Lucky Bansko - Bansko Town

Pueblo de Bansko

Tras comer nos fuimos a caminar. Como te contaba, el hotel está a pocos minutos del centro del pueblo. Para mí lo mejor es estar ubicado en el medio de todo pero en una esquina tranquila. El pueblo de Bansko es precioso. Las calles de piedra están pobladas de árboles y casas balcánicas de arquitectura interesante. Además el aire es limpio y el ambiente encantador. No olvides entrar a la Iglesia de la Santa Trinidad y a varias de las casas convertidas en museos.

Aparentemente Bansko es la capital del esquí de Bulgaria. Por ello, es muy popular en invierno. Nosotros fuimos a finales de Septiembre y disfrutamos de un clima perfecto. Se puede andar en bici, hacer largas caminatas, subir a la montaña en teleférico, ejercitar en el moderno gimnasio del hotel y miles de cosas más. Nosotros decidimos no hacer nada.

Lucky Bansko - The Spa

El Spa

Si como nosotros, lo tuyo es relajarte y disfrutar, este es tu hotel. El spa en el piso de abajo quizás sea el mejor spa de hotel al que fue en mi vida, y fui a muchos. Es un lugar inmenso, con varias saunas diferentes, húmedas y secas, varios tipos de duchas, un cuarto de sal, salas de masajes, hidromasajes y una gran piscina con todos los chorros que se te ocurran. La idea es ir de tratamiento en tratamiento. Es sorprendente como se pasan las horas haciendo eso. Fuimos todas los días.

Lucky Bansko - Our Room

Nuestra habitación

Como sabes, el momento de la verdad en un hotel es la noche, al dormir. La calidad de la cama, sabanas, aislamiento del cuarto, temperatura y muchas cosas más determinan como se duerme. ¡Los dos dormimos como bebes! Podríamos haber dormido hasta el medio día pero no queríamos perdernos el desayuno. Valió el esfuerzo de levantarse a las 10 y disfrutar de una selección de cosas ricas y sanas para comer sorprendente. La única forma de comer así es caminar todo el día y nadar un poco en el súper spa del hotel.

Lucky Bansko - Restaurants

Restaurantes

Adicionalmente el hotel opera un restaurante al frente. Sofisticado y cálido, Restaurante Leonardo Bansko se especializa en cocina italiana. El servicio es de primera y el ambiente relajado. Charlamos con una pareja Israelí y con algunos locales.

Lucky Bansko - Service

Servicio

Se puede invertir mucho en infraestructura y no lograr el efecto deseado. No hay duda que las instalaciones del Lucky Bansko son de primer nivel. Sin embargo, es el servicio lo que lleva al hotel a otro nivel. Desde la gente de la recepción al personal del restaurante, todos son elegantes, profesionales y cercanos. Se me ocurre que deben disfrutar de su trabajo, y también que el gerente está obsesionado con los detalles.

Te cuento un ejemplo. Estaba leyendo y tomando café en el lobby. El camarero se me acerca y suavemente me sugiere que cambie de ubicación, dónde había mejor luz y ángulo. ¡Ese es el tipo de servicio que se obtiene de gente que le gusta pasarla bien!

Cuando estábamos saliendo vimos un cartel que decía Escape Room. Nos pusimos a reír, ¿quién querría escaparse de un hotel así? Muy por el contrario, se trataba de otra instalación del hotel, Escape Rooms Bansko, al parecer muy popular entre los jóvenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.